¿Por qué no se declaró la Independencia el 25 de Mayo de 1810?

25 de Mayo por F. Fortuny

La demora de la Independencia: tensiones y limitaciones en la Revolución de Mayo.

En un día lluvioso de mayo de 1810, la Revolución de Mayo marcó un hito en la historia de Argentina. Sin embargo, a pesar de los ideales de libertad y comercio libre que se gestaron en aquel momento, la declaración de independencia se demoró seis años más, hasta el Congreso de Tucumán en 1816. Esta demora ha generado interrogantes sobre las limitaciones y tensiones que impidieron que la independencia se consolidara de inmediato. Para comprender mejor este período histórico, es necesario analizar los acontecimientos políticos y las disputas internas que tuvieron lugar en aquellos días de 1810.

La Revolución de Mayo fue impulsada en Buenos Aires por criollos que cuestionaban la autoridad del virrey español, dado que España se encontraba bajo el dominio de Napoleón y no tenía un rey legítimo. La pregunta fundamental que surgía era: si no había rey, ¿por qué existía un virrey en Buenos Aires? Esta incertidumbre llevó a la convocatoria de una asamblea, conocida como el Cabildo Abierto, en la que los criollos y los peninsulares, quienes detentaban el poder y la riqueza, discutieron sobre el futuro de la región y su participación en la política y la economía. En este contexto, la Revolución de Mayo buscaba establecer un gobierno local sin romper completamente los lazos con España.

Según los estudiosos de la historia, las tensiones y limitaciones de la Revolución de Mayo fueron múltiples. En primer lugar, la revuelta se limitó a algunas ciudades, como Buenos Aires, Santiago de Chile y Caracas, y necesitaba expandirse y ganar la adhesión de otras regiones y poblaciones que no siempre se sumaron fácilmente a los movimientos políticos. Además, el Imperio Español se encontraba en bancarrota y ocupado por las tropas francesas, lo que generaba incertidumbre sobre la posibilidad de que España se desprendiera de la ocupación. Estas circunstancias políticas y las alianzas internacionales complicaban la declaración de independencia en ese momento.

Dentro de la Primera Junta, el gobierno patrio que surgió tras la Revolución de Mayo, también existieron disputas internas y contradicciones. Si bien algunos miembros de la junta, como Belgrano, Moreno y Saavedra, buscaban la emancipación y tenían la intención de construir un estado diferente al de la corona española, otros aún no consideraban la idea de independencia. Estas diferencias se reflejaron en discusiones y tensiones que pusieron en peligro la estabilidad del gobierno colegiado. La historia registra conflictos entre figuras destacadas como Saavedra y Moreno, que incluso terminaron con la muerte de este último.

La figura de Manuel Belgrano, reconocido como el creador de la bandera argentina, refleja la complejidad ideológica de aquel momento. Aunque se le considera un personaje moderado, durante la discusión en el Cabildo de Buenos Aires amenazó con arrojar al virrey por la ventana, lo que demuestra su pasión y carácter.

imagen: 25 de Mayo por F. Fortuny

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com