Dos hombres sospechosos son detenidos en un bar de Rafaela tras una serie de incidentes

En la madrugada del pasado 17 de junio, la ciudad de Rafaela fue escenario de un incidente que culminó con la detención de dos hombres en actitud sospechosa en el bar Casa Tomada, ubicado en la colectora de la Avenida Intendente O. Zobboli 1100.

Los hechos se desarrollaron entre la 01:10 y las 01:45 de la madrugada y movilizaron a las autoridades locales.

Según el reporte inicial, el móvil 15385 recibió una llamada a la 01:10 de la mañana de un ciudadano identificado como A. P., residente en calle Oroño, quien informó sobre la presencia de dos hombres en actitud sospechosa cerca del mencionado bar. Uno de ellos, vestido con una campera marrón camuflada, cruzó rápidamente la ruta 34 en dirección al establecimiento al notar la presencia del móvil.

La situación llamó la atención de las autoridades, y el Centro de Monitoreo Urbano (CeMU) fue informado de los acontecimientos. Agentes policiales se acercaron al lugar y dialogaron con un hombre, de 23 años, quien alegó que solo estaba consultando la hora y se retiró sin mayores inconvenientes.

A las 01:14, el CeMU recibió un nuevo informe que indicaba que el segundo hombre sospechoso había cruzado hacia el estacionamiento del bar Casa Tomada. Pocos minutos después, el individuo fue visto saliendo del lugar por la calle Luis Maggi en dirección este, llevando consigo una campera negra. Ante esta situación, un móvil y el Director de la Guardia Urbana, Gabriel Fernández, se acercaron para brindar su colaboración.

En tanto, otro móvil de la GUR informó que en la intersección de las calles Perú y P. Soldano se entrevistaron con el sospechoso identificado como Ezequiel A. El CeMU dio aviso al 911 a través de la frecuencia correspondiente, y poco después, un móvil policial llegó al lugar y procedió al traslado del sospechoso.

Mientras tanto, un agente verificó el estacionamiento del bar Casa Tomada y encontró dos motocicletas con las bauleras abiertas. Se trataba de una Brava Nevada 110cc, cuya traba de seguridad había sido forzada. Según la información proporcionada por el CeMU a través de la Dirección Nacional de Registros de la Propiedad del Automotor (DNRPA), la propietaria era Ilda C., domiciliada en calle Abele. La segunda motocicleta era una Guerrero Trip 110cc, que no contaba con medidas de seguridad en la baulera. Según los registros de la DNRPA, la motocicleta pertenecía a H. P., domiciliada en av. Luis Fanti.

Se estableció contacto con personal del establecimiento, quien se comprometió a notificar al equipo de seguridad del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com