ADAPA denunció que atacaron a una proteccionista en Rafaela

“En el día de ayer atacaron en su propia casa a una compañera proteccionista de la ciudad de Rafaela”.

La denuncia de ADAPA: “En el día de ayer atacaron en su propia casa a una compañera proteccionista de la ciudad de Rafaela, la golpearon mientras dentro de su campera alojaba a un cachorro de días para que se mantenga calentito. Vaya paradoja.

La golpearon por hacerse cargo del desastre que ocurre con la sobrepoblación animal en Rafaela, por meterse en los sectores más complejos, donde la situación desborda, donde los animales sobran en las calles y abundan las enfermedades, los accidentados, los sin voz y sin oportunidad.

Involucrarse significa: poner el cuerpo, meterse, averiguar, hablar con vecinos, poner plata, hacer ventas, endeudarse, hacer denuncias, enfrentar a gente violenta, manejar redes sociales, responder ataques verbales, poner la casa, el teléfono, el vehículo, disponer las 24 hs del día los 7 días de la semana, involucrar a la familia.


>>Te puede Interesar: El Cine Belgrano renueva su cartelera


Involucrarse es lo que debería hacer el Estado, en cambio, queda en manos de las mujeres, que somos mayoría en el proteccionismo regional, y valga la contradicción, estamos desprotegidas y expuestas a todo.

El Estado tiene que actuar como el proteccionismo. Es una vergüenza y un vacío total lo que vivimos. Un Estado ausente cuando un perro en la vía pública es chocado, abandonado o maltratado, cuando se llevan adelante prácticas ilegales como las carreras de galgos o las peleas de perros. No hay ninguna dependencia que se encargue del tema. Esto es vergonzoso. El proteccionismo tiene que estar y siempre vamos a estar pero no hay NINGUNA responsabilidad por parte del Estado en casos animales, solo los subestiman y se lavan las manos.

Esto tiene que cambiar porque en el mundo hay un nuevo paradigma: hoy sabemos que los animales que son seres conscientes y sintientes. Nosotrxs no debemos permitir que esto siga sucediendo”.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *