Los hechos ocurrieron en la intersección de las calles Bolívar y Cervantes.