Una montaña rusa se detuvo y los pasajeros quedaron colgados boca abajo por horas